Ultra Trail G2H, una carrera de montaña para populares

Ultra Trail G2H, un carrera de montaña que te enganchará por su recorrido, entorno, ambiente, organización 

Durante el fin de semana se organizan 3 carreras Ehunmilak, G2haundiak, Marimurumendi. Tres distancias, que podrás elegir en función de tu experiencia.

En esta ocasión me aventuré a correr la G2H. Con un total de 90km y 5.300 de desnivel positivo. Esta carrera congrega prácticamente las zonas más relevantes de la zona como son el Txindoki, Parque de Aralar y Aizkorri. Un auténtico paraíso para aquellos que nos apasionan los deportes de montaña.

A continuación te resumo lo que podrás encontrarte, en cada uno de los pasos (Edición 2017)

Ultra Trail G2H – puntos de paso

Beasaín – Zaldibia

Los primeros 7 kilómetros donde se dejan todos los nervios. Es sorprendente la cantidad de gente que se congrega en la propia salida y alrededores. Los primeros 3km, te llevarán en volandas los gritos y aplausos de la gente. Esta parte de la carrera, no presenta gran dificultad, ya que transcurre por pista y camino fácil.

A la llegada al primer avituallamiento, tendrás de nuevo otro baño de masas. El pueblo está lleno de gente y los ánimos de éstos te empujan a seguir con tu aventura.

Zaldibia – Larraitz

Una vez dejas Zaldibia, la carrera ya empieza a tomar un forma, y empieza la ultra trail de verdad. Aunque tampoco presenta ninguna dificultad técnica, si que las pendientes empieza a aparecer. Es el calentamiento previo a la subida del conocido Txindoki.

Larraitz – Uarrain

Para mi, uno de los tramos que se quedan grabados en tu mente. En esta edición tuvimos la suerte de contemplar una estampa inmejorable. Nubes por debajo de la montaña, luna llena y tormenta de fondo. Tenía la sensación de que estábamos en cualquiera de las entregas del Señor de los anillos.

La dureza en este tramo de carrera ya es patente. Aunque a nivel técnico, no presenta mayor dificultad que la de correr por la noche. El terreno es muy cómodo, salvo algún tramo.

También me encantó ver a gente por arriba, con sus tiendas de campaña, para poder animar a compañeros, amigos o cualquiera de los corredores que por allí pasábamos.

Uarrain – Lizarrusti

Después de reponer líquidos en este avituallamiento, te espera una baja muy larga y divertida hasta llegar a Lizarrusti. La mayor dificultad que presenta es la humedad que presenta el terreno, sufriendo algún que otro resbalón. En mi caso, tuvimos que bajar con niebla prácticamente toda la bajada. Ésta no fue un problema, ya que la buena señalización de la organización, no permitía perderte. La niebla le dio un toque más aventurero si cabe.

Lizarrusti – Eztegarate

Aquí tus piernas llevarán 36km y más de 2.000 metros de desnivel positivo y más de 1 tercio de carrera. Nada más salir del avituallamiento te espera una subida con una pendiente que hace estragos. No es más de 1km de subida, pero como castiga…

Después de esta subida, te espera la segunda zona más atractiva de la carrera (al menos para mí). Te adentras en un bosque de enormes hayedos. Correr de noche, por este tipo de terreno y con niebla es indescriptible la sensación de libertad que te ofrece.

Al llegar a Eztegarate, podrás disponer de tu mochila de cambio. Es un avituallamiento importante, donde te permiten cambiar de ropa, zapatillas. A mi personalmente me vino muy bien, hacerlo. Si tu objetivo es terminar esta aventura, te recomiendo que te lo tomes con calma. Ya que por delante te queda una dura subida

Eztegarate – San Adrian

A estas alturas de carrera, ya has recorrido más de la mitad de tu reto. Por delante, te queda la última subida larga y puede que más dura. Desde Eztegarate a Oazurtza, seguramente es la zona más técnica y terreno con más piedras que no te permiten realizar una pisada cómoda. Ahora bien, todo ello queda compensado por las vistas que ofrece, y el espectacular paso por San Adrian.

Oazurztza – Mutiloa

Aquí ya vas pensando, que si no ocurre nada extraño, esta carrera ya será tuya. Aunque no tiene zonas duras, ni complicadas, las piernas ya se resienten por todo (al menos para mí). Cualquier cuesta me parece una “mega puerto”. Menos mal, que el aliento de la gente, te va empujando hasta el próximo avituallamiento

Mutiloa – Beasaín

Son 10 kilómetros los que restan para poder convertirte en un finisher de esta maravillosa carrera. Seguramente la parte más corredora. Donde si te quedan fuerzas y piernas, podrás avanzar rápido hasta llegar a meta. La llegada a Beasaín es impecable. A medida que pasas por sus calles, la gente te va animando, y los casi 2 kilómetros se te hacen muy cortos.

Es una carrera diseñada por y para los corredores populares. Un auténtico lujo poder haber conocido esta zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies